Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Entrenamiento navideño.

¿Habéis notado lo poco que falta para las navidades? Ya se oyen los villancicos por la calle, los centros comerciales están llenos de luces… En fin. Lo típico. Así que, como ya solo quedan 25 días para Navidad, he pensado en escribir una serie de puntos con los que poder entrenarse para que este año no volvamos a caer en los mismos errores que siempre. Reflexionad.

1 – Entrena ante el espejo tu mejor cara de sorpresa y alegría para que, cuando tengas que abrir los regalos y descubras unos calzoncillos, no vuelvas a poner la misma cara de palo de todos los años.
2 – Prueba a hablar con polvorones en la boca para que la noche de Navidad no quedes en ridículo en la competición familiar de pronunciar la palabra Pamplona. Empieza con un polvorón, dos y aumenta gradualmente hasta que te quepa entera una caja de “la Estepeña”.
3 – Aumenta tu tolerancia al alcohol mediante borracheras previas a la noche de empresa para que este año no vuelvas a ser la sensación de la fiesta al insultar en voz alta al jefe con una peluca rubia en la cabeza, tres collares hawaianos colgados del cuello y un cubata en cada mano.
4 – Entrena metiéndote uvas en la boca hasta que puedas introducirte un racimo entero. Esta Nochevieja no volverá a pasarte lo del año pasado, que devolviste todas las uvas encima de tu suegra.
5 – Ensaya tu mejor risa espontánea para complacer a tus familiares cuando cuenten los típicos chistes de Año Nuevo. “Pues la comida que hemos cenado era del año pasado”, o “hace un año que no nos vemos”. Prueba a inventar alguno. Comenta: “este turrón de Alicante es de hace dos años” o dile a tu novio: “hace un año que no me viene la regla”.
6 – Apúntate al gimnasio e hínchate a levantar pesas. Toda preparación es poca a la hora de acompañar a tu novia a comprar los regalos.
7 – Practica tu negativa para evitar a todo aquel que intente venderte lotería de Navidad. “Me han subido la hipoteca y no tengo dinero” o “pertenezco a una secta que tiene prohibidos los juegos de azar”.
8 – Prepara excusas para explicarle a tu hijo cuando te pregunte por que hay dos Papás Noeles en dos tiendas diferentes y en el mismo momento. Del tipo: “¿no serás daltónico?” o “tú no querías una PlayStation?”.
9 – Ve guardando todos los vasos de nocilla que puedas. Este año, a la hora del brindis, no volverás a quedarte sin copas cuando tu padre haga su famosa torre de cava.

Espero que hayáis tomado nota. El que avisa comparte el turrón.
Un saludo!


Comentarios

Deja un comentario