Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Grandes inventos de la historia (III).

Objetos que, a mi juicio, son muy útiles e imprescindibles. Muchas veces sin que les atribuyamos la importancia que merecen. Y para eso estoy yo aquí. Por que a veces el ciego es el que no quiere ver. ¡Preparaos para abrir los ojos!

El preservativo.

Aunque fue inventado hace mucho tiempo ha sido recientemente, gracias al látex, cuando se ha extendido ampliamente como anticonceptivo. Antiguamente solían provenir de intestinos animales (de aquí salió la primera longaniza). Artículo imprescindible en cualquier cartera adolescente (hasta que se deshace por falta de uso). Y lo que resulta muy curioso es el morbo y la vergüenza que nos produce el comprarlo. Jamás verás a nadie en la zona de los preservativos de un supermercado (como en el rincón XXX de un videoclub). Y los pedimos en voz baja cuando vamos a una farmacia (igual que el Viagra). Y una última duda: ¿por qué nos atrae tanto el folleto que viene con la caja? ¿Es tan difícil colocarlos que se nos olvida como se hace? Igual es que pasamos demasiado tiempo sin usarlos. Como los adolescentes.

La cámara digital.

La mejor manera de satisfacer al fotógrafo que todos llevamos dentro (o al voyeur). La calidad de la máquina se mide en mega píxeles (¿alguien sabe realmente lo que son?) y en el tamaño de la pantalla posterior (algunas deberían de traer una lupa). Como ya no hay que revelar las fotos se acabaron las excusas a la hora de oponerse a hacerse la foto con alguien que no te gusta. Sin hablar de la cantidad de fotos que se hacen gracias al ahorro que supone no revelarlas (y que tardes junto a la familia viendo las trescientas fotos de la última boda en el televisor). Y unas dudas. ¿Qué es lo primero que fotografiamos cuando compramos una cámara digital? Los fabricantes deberían de habilitar una función para esconder las fotos comprometidas (pues parece que esto no es el elefante de tu último safari). ¿Por qué se valoran menos las fotos digitales, y no nos importa tanto perder una tarjeta? ¿Por qué nos hace tanta gracia meter y sacar el zoom? (que imagen se nos vendrá a la cabeza).

El cajero automático.

Un gran invento para los que tienen prisa o solo trabajan por la mañana (también para los vagabundos). ¿Cuántos timos diferentes se pueden hacer a través de un cajero? ¿Por qué se pueden hacer tantas cosas con ellos y, sin embargo, tienes que perder un día de trabajo para pagar un recibo? Cuanta gente habrá soñado con que le entregue el doble de dinero que se le pide. Y es que hay muchas leyendas urbanas. Todo el mundo ha oído alguna historia de alguien que se ha forrado con un cajero. Pero no nos engañemos. El único que gana dinero con estas máquinas es el banco (¿comisión por sacar mi propio dinero?).

El ascensor.

Fantástico invento que revolucionó la vida de los habitantes en los edificios (ya no tenías que subir a mano la compra). Lugar de multitudes, de tópicos y de fantasías. ¿Quién no ha soñado con hacer el amor en uno? Algo totalmente imposible en ascensores con memoria (sería muy curioso encontrarse con una pareja en plena faena cuando vas a bajar la basura). El peor sitio para tirarse un pedo (los nazis sacaron de aquí la idea). Y algo tan odioso como aspirar los gases ajenos: bajar con prisas después de que el anterior usuario haya pulsado todos los botones para hacer la gracia (malditos críos).


Comentarios

1 comentario

stefanni

no me gusto muy poca informacion


Deja un comentario