Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Comentarios que no se deben hacer durante la primera visita a tus suegros.

El otro día estaba escribiendo el capítulo 11 de emparejados y se me ocurrió, a raíz de la experiencia de Marta con su suegra, hacer un artículo con los comentarios que no se deben hacer la primera vez que conoces a los padres de tu pareja. ¿Hay un momento más angustioso que ése? Yo diría que no. Te juegas su aceptación, su cariño, que vean con buenos ojos la relación… Y que fácil resulta cagarla con algún comentario que, aunque se piensa, está fuera de lugar. A todos se nos han pasado multitud de ellos en esa situación y pensé en recopilarlos por si alguien tiene que pasar por ese trauma. Poneos en situación. Tu pareja te convence para visitar a tus futuros suegros, hay una recepción, una comida, una conversación que bien podría ser inquisidora. ¿Os habéis creado la imagen? Pues vamos allá.

  • “Pues a su hijo le gustan más mis macarrones”.
  • “¿Casarnos? Nooo. Solo es un rollito”.
  • “¿Virgen? Si yo le contara”…
  • “Pensaba que eran ustedes más jóvenes”.
  • “Que mala suerte. Me llevo a la hermana más fea”.
  • “No esperen nietos. Odio a los niños”.
  • “Bonita casa. ¿Está en la herencia”.
  • “¡Otra cerveza!”
  • “Pues me he quedado con hambre. ¿Me hace un bocadillo?”
  • “No estoy a dieta. Es que no me gustaba la comida”.
  • “¿Usted es el padre” Pes su hijo no se le parece en nada”.
  • “Cuanta comida. Ahora ya se por que su hijo está tan gordo”.
  • “¿Usted es del Barça” Vaya. Yo del Madrid. ¿Qué tal la liga?”
  • “Realmente no tenía ningunas ganas de conocerles”.
  • “¿Qué cuando me enamoré? Después de acostarme con ella lo tuve claro”.
  • “¡Otro álbum de fotos no, por favor!”

Hasta aquí. Cuantos recuerdos… Je. Espero que al menos hayáis esbozado una sonrisa al recordar vuestra propia situación. Que fácil pasaría con un poco de humor. No de este tipo, claro. No volverías a pisar la casa de tus suegros.
Un saludo!


Comentarios

2 comentarios

Tsuki

jajajajaja

Me ha gustado mucho !!! Aunque yo más que “comentarios que no se deberían hacer” lo hubiera titulado “comentarios que te quedas con ganas de hacer” XD

Saludos !

Iván

Tienes razón. Te quedas con ganas de hacer muchos de ellos. Y otros tantos. Es una experiencia traumática. Al menos para mí, que soy excesivamente tímido. Y si encima dijera lo que se me pasa en esos momentos por la cabeza… Uh.


Deja un comentario