Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

EncadenaMeme: alimentado con música.

Mario punteó las últimas notas y alzó la cabeza esperando ver a un grupo de gente. No había nadie. Su música no despertaba ningún interés entre los viajeros del metro, más preocupados de no llegar tarde a su trabajo que de escuchar la guitarra de un músico errante. “Nadie se ha parado en toda la mañana”, pensó acomodándose el instrumento a la cintura. La cinta que lo sujetaba amenazaba con romperse. Pero esa era una preocupación menor. “Me muero de hambre. ¿Cuánto hace que no como algo decente?”. Los dedos de su mano derecha, junto con los rugidos de su estómago, le ayudaron a calcularlo. “Cuatro días. Necesito meterme algo de comida en el cuerpo. Sino pronto no podré ni tocar”. Bajó la mirada posándola con desolación sobre su gorra, que yacía en el suelo. “Con suerte habrá nueve euros. Suficiente para comer hoy. Pero no se donde voy a dormir”. Decidió alejar las penas con música retomando entre sus manos su único tesoro. Pero la mala suerte le acompañaba y, al articular el tercer acorde, dos de las seis cuerdas se rompieron con un chasquido. “¡Mierda! ¿Y ahora que? No tengo más de repuesto”. Intentó reparar el estropicio pero le fue imposible. “El único dinero que tengo es lo que hay en esta gorra. Supongo que me llegará para comprar las cuerdas. Pero no me quedará para nada más. Por otra parte si no tengo la guitarra, ¿Cómo voy a salir adelante?”. Dudaba entre ambas opciones hasta que, tras mucho pensarlo, se decantó por la reparación. Fue hasta la tienda de música y volvió al metro sin nada más en los bolsillos que su vieja gorra y unos sueños cada vez más agotados. Aunque decidió cambiar de parada esperando tener algo más de suerte. Eligió un sitio donde extender su pequeño tenderete y comenzó a tocar. Su estómago le hacía los coros.
-Lo haces muy bien –dijo una voz cercana. Mario alzó la cabeza y, sin dejar la guitarra, observó al recién llegado. Era un chico alto y joven ataviado con ropa urbana. Un gorro de lana rojo, junto con unas gruesas gafas de sol, ocultaba parcialmente su rostro-. ¿Serías capaz de tocar “El murmullo de los gansos”?
-¿De “Trazando destinos”? –el extraño asintió-. Es una canción muy famosa. No hay ningún guitarrista que no la sepa.
Interrumpió la canción que estaba tocando y ejecutó la petición. El joven le observaba con interés a través de los cristales oscuros. Cuando acabó la música se quitó las gafas mostrando sus famosos ojos azules.
-Un miembro de mi banda nos ha dejado y necesitamos urgentemente un guitarrista. ¿Te vienes a la gira?

Eslabón de Rakel.

Y el encadenaMeme se lo paso aaa… Lucía, Helena y Rakel (espero que te atraiga la idea). También a Don’t Worry (si te apetece). Aunque cualquiera que tenga ganas de participar es libre de hacerlo. Las normas aquí.
Un saludo!

Alimentado con música ,


Comentarios

4 comentarios

rakel

uau!
acepto, no sé si estaré a la altura, pero querido, lo intentaré…jajajajaja
mañana lo cuelgo (uf! que responsabilidad)
gracias! 😉
besos!!

Iván

¿Por qué no ibas a estar a la altura? No hace falta levantarse mucho para hacerlo. Espero leerlo. Que ya va siendo hora de actualizar… ;P
Un beso!

Lucía

Mira que bien,podré aprovechar el fin de semana para pensar tranquilamente en como salir de este fregado …

Iván

¿Que mejor momento para pensar que el fin de semana? En vez de estar tirada en el sofá viendo la tele… Incluso se pueden hacer las dos cosas.
Tampoco es obligatorio. Ni inmediato. :)


Deja un comentario