Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Pistas para encontrar a un español en el extranjero.

Como hoy es un día algo especial he decidido crearle en exclusiva una entrada. Pero yo no voy a hablar de banderas ni de símbolos. Más que nada por que no me apetece. Sino de algo más simpático. Estuve pensando en como nos comportamos los españoles cuando salimos fuera de nuestro país y decidí hacer un estudio sobre ello. Aquí van mis conclusiones.
  • El español auténtico jamás usa crema solar en una playa. Su afirmación más común es: “¡Yo no me quemo!”. Por la noche le será imposible dormir de espaldas.
  • Suelen salir demasiado tarde a cenar en comparación con los habitantes autóctonos. Suelen decir: “A las 10 ya está todo muerto”. Y vagan más allá de esa hora en busca de un local donde tomarse un cubata.
  • El español coge el coche aunque esté a 50 metros de su destino. Llega enfadado y gritando: “Aquí no hay quién aparque!”. Acaban dejándolo en un parking de motos o encima de la acera.
  • Si vas por una autopista descubrirás al español yendo por el carril izquierdo , a toda velocidad y sin respetar la distancia de seguridad. Si los coches no se apartan pitará o dará las luces gritando: ¡”Apártate capullo!”. Si no logra su objetivo adelantará por la derecha driblando a los que se le interpongan.
  • Los españoles jamás llegan puntuales a una cita. Cuando haya pasado con creces la hora llamarán por teléfono diciendo: “Llego en 5 minutos”. Se presentarán media hora más tarde.
  • Si vas caminando por la ciudad y te cruzas con un grupo de personas gritando y riendo en voz alta sin estar borrachos no hay duda. Son españoles. Además, puedes unirte tranquilamente a ellos. No les importará el acento que tengas.
  • Si estás en un museo y crees ver a un español olvídalo. Este tipo de recintos les produce alergia. Aunque hay excepciones. Como el museo de la cerveza.
  • Los españoles aguantan más de tres horas comiendo en un restaurante. Terminan la velada con la frase: “¡Jefe! ¡Invítese a un chupito!”. Normalmente hacen ademán de levantarse antes de hacerlo definitivamente.
  • Los últimos que llegan al desayuno del hotel siempre son los españoles, cuando ya solo quedan los cereales y las migas de las tostadas. “Mañana me levanto a las 7”, murmuran. Al día siguiente volverán a perderse los cruasanes.

En el fondo las comunidades no nos separan tanto. Y quizá no sea la bandera la que nos une. Sino nuestras costumbres.
Un saludo!

Blogalaxia Tags:


Comentarios

13 comentarios

Vicente

Pues yo diría que, para empezar, la mayoría de ésas no las hacen la mayoría de los españoles. Y segundo, todas ésas se aplican, mínimo, a la gente de otros 30 ó 40 países más, incluyendo (no exhaustivamente): México, Brasil, Argentina, Italia, Portugal, Grecia, Colombia, Venezuela… Cámbiale el nombre de español por cualquiera de estas nacionalidades y te lo firman sin dudar un segundo.

rcaxxx

Estoy con Vicente la mayoria de los Españoles no hacemos eso.

http://rcaxxx.blogspot.com/

unjubilado

En España hacemos eso y mucho más, sin embargo y esta es una opinión muy subjetiva, en el extranjero tratamos de comportarnos de manera que hacemos bueno el dicho “Allí donde fueres, haz lo que vieres”
¡Ah! Soy de los que llegan a las reuniones con cinco minutos de tiempo, suelo ser el primero.
Saludos

Iván

Vicente, creo que, en primer lugar, pasas por alto la idea de que es un texto humorístico. En segundo, como dice Jubi, la mayor parte de estos puntos se hacen en España. Evidentemente no hay que generalizar, por supuesto. Pero tampoco ofenderse por algo que trata únicamente de arrancar una sonrisa.
Rcaxxx, evidentemente no se puede generalizar. Pero, como dije antes, no se trata más que de una broma. Y no hace falta irse muy lejos para darse cuenta de que no deja de ser una realidad. Aunque, al fin y al cabo, sean solo unos pocos los que destaquen.
Jubi, se trataba de ironizar acerca de nuestras costumbres y diferencias. Puede que cuando salgamos fuera de España nos comoportemos de otra manera. Pero te aseguro que se nota cuando un grupo de españoles se junta. Lo he visto. Y he participado.

ladychena

Ivan, me sale decirte esto:

Amen

ladychena

Y ahora añado que (como sabes acabo de llegar de Japón) casi mato a un grupo (si, al grupo entero) de españoles en mi hotel. Me tuvieron que agarrar para que no sibiera a la habitación de arriba a la mía a cantarles las 40 de los gritos, carcajadas y ruidos varios que hacían que me avergonzaban de cara a los pobre japoneses que había en el hotel.

Luego en el desayuno igual, había un pc compartido y no cumplían los límites establecidos por el Hotel, en el foro en el que escriben se jactan de “la líabamos donde quiera que íbamos”

Y si sigo no paro.

Buen texto, Ivan, y con un sentido del humor adorable.

Iván

Gracias, Lady. Lo queramos o no se nos nota. Tampoco de forma tan exagerada. A ésos lo que les faltaba era educación. Parece que poco a poco te vas a acostumbrando a estar de vuelta.
Un beso!

culpógena

Con lo mucho que se ríen y lo fuerte que hablan no se necesitan muchas pistas…

Y eso es bueno.

Iván

Tienes razón, culpógena. Eso es marca de la casa. Y, como tú, tampoco creo que sea malo. Siempre que no se moleste a los demás, claro.

Neurotransmisores

Hay borrachuzas en todos los sitios, no tenemos la exclusiva. Españoles somos todos, nos podemos aplicar el cuento.

Iván

Desde luego. Y mucho más borrachos. Nosotros tenemos más estilo… O no 😀

Doña Paranoica

Yo he sido incapaz de comer un desayuno como dios manda en ningún hotel, y miles de veces me he repetido la frasecita, pero he sido incapaz de levantarme a las siete, jajajajajjaja.

Un post genial, como siempre.

Iván

A mí me ha pasado muchas veces lo mismo. Hasta que un día nos pusimos el despertador en el parador de Vielha. No he desayunado tan bien en mi vida. Nunca mais!


Deja un comentario