Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Infimocuentos: Los Santos Inocentes.

-¿Sabes que día es mañana? –preguntó el hada de los cereales. Estaba mucho más enterada en los temas humanos que su amiga, el hada de la fruta madura. Y le gustaba restregarle su profundo conocimiento-. Es el día de los Santos Inocentes.
-¿Los Santos Inocentes? –repitió con extrañeza su amiga-. ¿Y qué significa eso? ¿No se supone que todos los santos son inocentes?
-Es la conmemoración de una fecha importante para los cristianos –explicó el hada de los cereales-. La matanza de niños en Belén a cargo del rey Herodes.
-¿Y se conmemora una matanza? Desde luego estos humanos son realmente extraños.
-Y todavía no has escuchado lo mejor. Resulta –se acercó hasta el hada de la fruta madura y le susurró en el oído a modo de confidencia-. .. Resulta que se gastan bromas.
-¿Bromas? ¿Se gastan bromas para celebrar una matanza de niños? Seguro que te lo has inventado.
-En serio. Se gastan bromas. Desde los más ricos a los más pobres. Incluso los periódicos bromean.
-¿Y como es que no me había enterado antes? –preguntó el hada de la fruta madura. Era incapaz de asimilar tanto conocimiento de golpe-. No vivo en la ciudad, como tú. Pero también tengo contacto con los seres humanos.
-Bueno. Simplemente no habrá coincidido –el hada de los cereales hizo una pausa mientras sopesaba una idea que se le acababa de ocurrir-. ¿Quieres hacer un concurso?
-¿Un concurso? ¿Qué tipo de concurso?
-Podemos competir a ver quién consigue hacer más bromas. La que gane se queda con los polvos mágicos de la otra.
-¿Y cómo vamos a demostrar el número de bromas?
-Haremos fotos del momento en el que los seres humanos se den cuenta de que estábamos bromeando con ellos –el hada de los cereales le tendió la mano a su amiga-. ¿Hay trato?
-Lo hay.
Sellaron el acuerdo con un apretón de manos y se despidieron hasta el día siguiente. Ambas volvieron a encontrarse en el mismo manzano, propiedad del hada de la fruta madura.
-¿Qué tal te ha ido? –preguntó ésta con una amplia sonrisa en el rostro. En la cara de su amiga intuyó el fracaso-. No pareces muy contenta.
-Y no lo estoy –dijo el hada de los cereales sentándose pesadamente junto a su amiga-. Me ha ido fatal. ¿Y a ti?
-Mejor que bien. Mira las fotos –el hada de la futa madura le tendió una pila de imágenes-. En ésta cambié a un granjero una pera por un higo chumbo justo en el momento en el que la cogía. En ésta espanté un nido de avispas que había al lado de un niño. Mira como llora.
Tras varios minutos, y multitud de fotografías con maldades, le tocó el turno al hada de los cereales. Ésta sacó con vergüenza sus instantáneas y comenzó a pasárselas a su compañera. Todas se diferenciaban claramente. No había llantos, ni gente gritando, tampoco ningún enfado… Todos parecían alegres.
-Esta foto la hice tras poner una cáscara de plátano en el suelo. Y se calló un ladrón que huía de la policía. En ésta metí un petardo en un cigarro y el que se lo intentaba fumar me dio las gracias por ayudarle a dejarlo –el hada de los cereales sintió como la pena se apropiaba poco a poco de su ánimo-. En esta foto le quité un caramelo a un niño y la madre me dio las gracias por haberlo hecho. En ésta…
No pudo más y rompió a llorar. Su amiga la estrechó en un abrazo.
-¿Por qué te pones a llorar ahora? –preguntó el hada de la fruta madura mientras intentaba dar consuelo a su compañera-. Solo es un poco de polvo mágico. Volverás a tener más.
-No es por eso –dijo el hada de los cereales entre sollozos-. Es por que no sé hacer nada bien.
-No te preocupes. Eres tan buena que ni siquiera aposta puedes hacer maldades.

Comentarios

2 comentarios

38 grados

Lo mío no es ninguna inocentada….todavía no me había enterado lo de tu concurso de 1 año en 1 post….así que SUERTE y que sepas que te hecho un enlace con tu texto.
un abrazo y feliz año!!

Iván

Muchísimas gracias, 38 grados. Otro abrazo bien gordo.
Y feliz año!!!!


Deja un comentario