Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Algo de descanso mental.

Como reza el título hoy toca una entrada de transición. Y es que el cansancio mental no perdona. Ya puedes estar fresco tras haber estado horas sentado en el sillón que si la cabeza la sientes pesada… No hay nada que hacer. Así que eso es lo que toca hoy: descansar un poco. Aunque como veréis más adelante tampoco es que sea totalmente cierto.
Lo primero que quiero destacar es el cierre de la encuesta de empareja2. Al final Marta y Sergio se casarán por el juzgado con una ceremonia íntima. Justo lo que él deseaba (acorde con la tacañería de Sergio). En el siguiente capítulo tendrán que probar los menús del restaurante para elegir el que más les acabe convenciendo. Y con ellos irá Thaïs, invitada por su amiga Marta. Habrá más de un roce con Sergio (no se acaban de llevar demasiado bien) y algún enredo más que se me ocurra. Hay veces que me da la sensación de estar escribiendo una novela rosa. Tiembla Corín Tellado.
Y lo último que quisiera hacer es pedir ayuda para evaluar un texto que estoy escribiendo (esa es la razón de mi cansancio mental). Participaré en un concurso de cuentos que termina el 31 de enero y me gustaría tener alguna opinión imparcial sobre lo que llevo escrito. Si alguien quiere ejercer de “betatester” (leer la historia antes de presentarla) puede enviarme un correo a la dirección de mail que hay en mi perfil. Eso sí: los comentarios tienen que ser “a sangre”. La única exigencia es que no haya piedad.
De momento nada más. Me voy a la cama
Un saludo!

Comentarios

3 comentarios

Loto

Ivan, me gustaria poder leer tu cuento, ojalá pudieras mandarla a mi correo: loto.claudia@gmail.com, porque no pude acceder al tuyo. Gracias!

Lucía

Y a eso le llamas descansar, si tú no descansas nunca …

A mí me gustaría leer tu historia Iván, aunque mis apreciaciones no serían las que buscas seguramente, porque yo de estilo y esas cosas no entiendo mucho. Yo sólo te podría dar una opinión de lectora.

Aún así, si te interesa esa humilde opinión, ya sabes mi email.

Iván

Loto, ahora te lo mando. He visto en las estadísticas que te has enganchado. Desde luego es una ilusión enorme ver que interesas a alguien. Gracias!
Ay, Lucía. Desgraciadamente no. O quizá deba decir afortunadamente. El caso es que soy muy inquieto. Ah! Por supuesto tu opinión es la que más me interesa. Las historias se hacen para los lectores y no para los críticos. Ahora te la paso.
Un beso!


Deja un comentario