Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Nudo corredero.

No funcionó. Y la verdad es que no entiendo el por qué. La cuerda está bien y es suficientemente gruesa, la tubería a la que la até resistió el peso… ¿Entonces? Reviso mentalmente los pasos mientras me froto enérgicamente el trasero tratando de aliviar el dolor que me ha provocado la caída. ¡Aquí está el fallo! Sencillamente no hice bien el nudo corredero y se desató cuando salté de la silla. Si es que nada me sale bien. Espero que a la tercera sea la vencida.

Comentarios

3 comentarios

mas de mi que de... lirio

Epa! Que me he perdido? Nudos, caídas… seguro que si, y si no es la tercera será la cuarta… la cuestión es no desistir.
Me recuerdas? Nos cruzamos por el escrito “Un año en un post” y después de un tiempo de silencio aquí estoy para seguir tus escritos que me parecen muy interesantes.
Besos desde mi alma.

camdem

Si te animas a saltar, hazlo desde la azotea de un edificio. Siempre he pensado que es lo más romántico…
Un abrazo.

Iván

Mmmm… Lirio, no sé si será buena idea que lo siga intentando. Esperemos que desista. Me alegre de volver a verte. Un beso!
Jo, Camdem. No sé si es más romántico pero desde luego sí hay que tener más valor. Aunque supongo que en el momento que por desgracia te animas a dar el paso lo que menos importa es desde el lugar que saltas. Un abrazo!


Deja un comentario