Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Ventajas e inconvenientes de tener un blog (parte 2 y última).

Tras la entrada anterior sobre las ventajas e inconvenientes de tener un blog anduve pensando, como ya avancé, en hacer una continuación ahondando en los diferentes momentos a los que se enfrentará cualquier bloguero que se aventure en este mundo. Y esta entrada es el resultado. Tener un blog es como casarse con una mujer: tarde o temprano descubrirás lo mucho que cuesta mantenerlo contento. Y antes de que lleguemos a pedir el divorcio blogueril (toma concepto que me acabo de inventar) aquí van las alegrías y dificultades a las que nos enfrentaremos. ¿Realmente compensa los dolores de cabeza? Comprobémoslo.

Ventajas de tener un blog.

Aprenderás informática. No tendrás ninguna excusa. Desde lo que es un servidor o una dirección IP hasta el ancho de banda (no tiene nada que ver con un campo de fútbol ni el número de personas de un conjunto musical). Si pensabas que un “hosting” era una ostia en inglés estabas equivocado. Pronto dejarás de sentirte incómodo en las conversaciones de tus amigos informáticos.
Descubrirás multitud de direcciones interesantes. Y no solo de porno (aunque no lo creas internet es mucho más). Si hay algo que caracteriza a los blogs es su sociabilidad y las ganas que tienen los usuarios de descubrirte nuevos sitios con sus comentarios. Lástima que siempre pongan el suyo.
Puedes tener la suerte de que te den un “meneo”. Si ya dejaste atrás la edad en la que te dislocabas la muñeca podrás recuperar la excitación perdida viendo como crecen tus meneos en las webs sociales. Es una de las mejores maneras de ganar relevancia. Menearte tu mismo el blog no produce la misma satisfacción pero el resultado es el mismo siempre que no abuses (o te quedes ciego).
Te sentirás como un periodista. Ya es hora de demostrarle a tu madre lo equivocada que estaba cuando te decía que no llegarías a nada en la vida si no estudiabas. Con un blog podrás crear tus propias columnas de opinión, viñetas, sucesos, insertar publicidad… Puedes, incluso, inventarte las noticias. ¡Siéntete como Pedro J. Ramírez!
Te ahorrarás el dinero del psicólogo. Tu blog puede convertirse en el mejor diván sobre el que arrojar tus problemas. ¿Mal de amores? No hay problema. Al poco rato recibirás un aluvión de comentarios tratando de recomponerte. ¡Y gratis! Nunca salió tan rentable desahogarse (o hundirse más en la miseria).
Aumentará tu dominio de los buscadores. No hay una herramienta mejor a la hora de crear un blog. ¿Necesitas una imagen, una noticia o un artículo que copiar? San Google vendrá en tu ayuda sin que haga falta encenderle un cirio. Por no hablar de lo útil que resulta a la hora de guiar a los borregos hacia tu página (aunque salgan tras olerse la jaula).
Quizá encuentres pareja. Puede que sea alguna de las personas del feed que no se dignan a dejarte un comentario. O alguien que huyó del blog tras ver tu asombrosa colección de fotos guarras. Nunca se sabe donde aparecerá la otra mitad de tu arroba por lo que jamás desdeñes a ninguna de tus visitas (y borra tu foto del perfil). Cada una de ellas es un potencial amigo (o amante).

Inconvenientes de tener un blog.

Más de una vez te desesperarás. ¿Por qué habrá fallado internet justo en el momento que publicabas tu última entrada de dos páginas? Seguro que siempre te dices a ti mismo que debes de usar el Word pero al final lo dejas de lado. Procura no tener muchas cosas en la mesa si tienes un mal pronto. Recuerda que los golpes duelen (y cuestan dinero).
Se te llenará el correo de Spam. Esa palabra maldita ante la que tiemblan todos los buzones de correo. Poco importa que escondas tu dirección de correo, acabarán encontrándola. O te dejarán comentarios recomendándote la viagra de hierbas (¿alguien ha picado con esto?).
Todo lo que empieza tiene su fin. Lo queramos o no algún momento deberemos de echar el cierre. Poco a poco el blog se convertirá en tu depredador y llegará un momento en el que no se conforme solo con letras: querrá tu sangre. No dejes que te consuma (aunque a cambio te pague la hipoteca). Es un amante demasiado exigente.
El insomnio te hará compañía más de una noche. Y el sueño a la mañana siguiente. Cuando algo falla puede tardarse mucho en solucionar, aunque parezca pequeño. ¿Tan difícil es que aparezca un icono bajo los comentarios? La verdad es que sí. Los informáticos son como los cocineros: solo revelan sus secretos a los de su propia cuadrilla. Y les encanta ponerles las cosas complicadas al resto de la gente (¡maldito CSS!).
Lo que confieses puede volverse en contra tuyo. Todos tendemos a contar cosas sobre nosotros mismos que, sin darnos cuenta, pueden resultar comprometidas. Aunque creas que eres anónimo resulta todo lo contrario (Google te conoce). Recuerda la lata que le diste a tus amigos para que visitasen tu blog (los favoritos sirven para algo). Y aunque no lo diga tu pareja te lee.
Cuesta demasiado elegir un diseño original. Ante tantas opciones resulta complicado elegir cuales instalarás en tu blog. Plantillas, relojes, contadores… Ni en un todo a cien se encuentra tanta variedad. Y cuando creías haber conseguido el diseño definitivo encuentras otra página exactamente igual que la tuya.
El blog necesita que lo actualices frecuentemente. No pienses que con una entrada al mes ya llenas el cupo de actualizaciones. Si quieres llegar a ser alguien en la blogosfera tendrás que colgar, como mínimo, una diaria (a ser posible de calidad). El blog te convertirá en su esclavo sin que te des cuenta y tendrás que dejarlo contento. Aunque las recompensas tras el sufrimiento son las más dulces.

Seguramente habrán muchas más ventajas e inconvenientes pero, por mi parte, lo dejaré aquí. No conviene repetir tema demasiado a menudo para así evitar el aburrimiento (y el esfuerzo que supone crear las entradas). Haciendo balance resulta más positivo que negativo mantener un blog por lo que es una experiencia totalmente recomendable (después del sexo, por supuesto). Probarlo es repetir. Solo tu constancia podrá impedirte disfrutar de ello (y la escasez de visitas).


Comentarios

10 comentarios

Don't worry, be happy

Yo he estado pasando una etapa de flojera blogueril pero no por falta de ideas, sino por vagueza. Pero compensa tener un blog, a la larga sí. Al menos a mí me ha dado muchas más satisfacciones que otra cosa. Lo que no hay que hacer es obsesionarse con postear, eso no, simplemente actualizar cuando nos veamos con ganas. Ahora, ya te digo, he pasado una etapa un tanto perezosa pero me lo he tomado bien, sin obligarme a postear si no me apetecía. No somos máquinas y lo mejor es ir al son que nuestras ganas nos marquen.
Has tocado más puntos pero he comentado el que más me ha “afectado” a mí estos días. 😛

Muy bueno el post. 😉

Chloe

otra ventaja de tener blog es conocer a gente como tu. gracias por el post del otro dia y cuando gustes visitame para que conoscas el verdadero matiz de mi blog… que va mas alla de concursos de adivine el nombre jeje.
te gustará, lo prometo un abrazo y nos leemos.

Lucía

Una gran segunda parte de esta serie de entradas.

Tener un blog tiene muchas ventajas e inconvenientes, pero siempre merece la pena probar. Puedes conocer gente muy maja, descubrir un montón de información y aunque aún no conozco a nadie que haya encontrado su media naranja a través de un blog, seguro que también es posible.

Noviembre

Hola Iván.
Ventajas e inconvenientes… como todo en la vida ¿no?.
Te dejo un beso mañanero.
¿eso del meneo? ¿s’explica usted?
Adios xiki

neruda

Yo después de leer la entrada del otro día y la de hoy, la verdad es que no me reconozco como bloguera…jajaja. No soy demasiado constante, y como dice don`t worry, sólo escribo cuando me apetece y saco tiempo.Creo que mi blog jamás podría estar al nivel del tuyo y de muchos otros que me parecen extraordinarios, principalmente porque creo que se creó con otra idea (el mío es más para ahorrarme el psicólogo jajaja). Hay algo que admiro mucho en tí, para que tu blog sea tan bueno has de dedicarle muchísimo tiempo, y la verdad es lo que a mí más me cuesta. Creo que mi blog en conjunto, según tu entrada, es más un inconveniente, porque realmente la mayoría de mis entradas son bastante personales. Hablo mucho de mí, de mis sentimientos y de parte de mi intimidad que pocas personas conocen. Realmente nunca lo había visto de esa manera, aunque quizá tenga que reconocer que tienes razón. Eso te hace ser vulnerable. Hay poca gente de mi entorno que conoce mi blog, en parte por no sentir miedo a la hora de hablar de mí abiertamente, de poder expresar lo que siento refugiándome en el anonimato que me presta el blog. Y en cuanto a mi pareja….sí, imagino que de vez en cuando le echa una miradita, y quizá lea cosas que no le gusten demasiado, pero es el rinconcito que utilizo últimamente para ser yo misma, sin máscaras….
De todas formas, los auténticos blogueros como tú, son los que nos animan a seguir en este mundillo, espero que por mucho tiempo.
Enhorabuena por el blog!!

Iván

No es una obligación postear, Don’t worry. Aunque eso depende de como te quieras tomar el hecho de llevar un blog. Yo me lo tomo como un trabajo en parte por que soy muy vago y también por que me gustaría trabajar con ello. No como bloguero si no como escritor. Otro de las ventajas podría ser: tener un blog te abrirá las puertas a ser escritor. Seguramente no de éxito pero si a un nivel con el que te encuentres a gusto contigo mismo. Cada uno sabe a que nivel quiere hacer las cosas. Y te admiro por tener las ideas claras. Eso es lo más difícil… Un beso!
Gracias por esas palabras, chloe. Me encanta ese nombre. Conocer a gente que no te esperabas es la mayor de las ventajas. Sin duda.
Tampoco conozco yo a nadie, Lucía. Aunque los habrá. Se empieza por los comentarios, se sigue compartiendo messenger y se acaba formando pareja. Y en los blogs los autores se desnudan a sí mismos. Generalmente no tienes la percepción de que mientan cuando lees sobre ellos y eso alienta la atracción.
Los pros y contras de toda la vida, Noviembre, Y lo del meneo… Viene de una página muy conocida de envío de noticias llamado menéame. Una de las metas de cualquier bloguero…
Neruda casi es más largo tu comentario que la entrada… :) Es bloguero todo el que tiene blog, sea constante, ocasional o pertinaz. Eso no importa. Lo verdaderamente importante es lo que a ti te gusta. Y si es así… Pues puedes considerarte como quieras. Yo no creo que sea mejor que tú por escribir más. Simplemente tenemos blogs diferentes, ni peores ni mejores. Tampoco creo que sea un inconveniente hablar de ti misma. Eso puede ser interesante cuando uno no abusa y si alguien conocido se molesta pues que no lo haya leído. Tú no se lo has pedido. Y estoy convencido que tener un blog es una buena manera de descargar las penas y amarguras. Siempre habrá alguien que esté interesado en ayudarte.

Landahlauts

Cuánta razón tienes en muchas de las cosas que dices…

Yo tengo, cada cierto tiempo, “crisis de creatividad”: no se me ocurre nada que tenga un mínimo interés (ni siquiera para mi).

Saludos.

vseo

Como inconveniente y depende de qué temas te vigilarán Google, en el trabajo y la competencia y te harán firmar más NDA que al resto de la gente.
como ventaja, te dará igual
:)

NekroByte

¡DECLARO Y DECRETO que la nación de blogs, entendiendo por esta la comunidad en que personos y personas, usuarios y usuarias, retoman una jornada literaria de tal ocupación, ha de ser una nación libre, que responde a un estado de derecho en el que tenemos un bien jurídico de pertenencia… de nación… de orgullo, que levanta con fuerza a cada uno de nosotros, dándonos ánimo y vigor para servir con voluntad, con honor, con convicción, con alegría en nuestro corazón!

¡Así también declaro que nacimos para lo que nacimos, que el campesino disfruta seducir con su mano las tierras negras del arado, y el citadino ama odiar el smog de su ciudad. Digo pues que merecemos un mundo mejor, un mundo en el que haya buena política y menos cofradía en la oposición!

¡De tal modo que, en viendo que el tiempo apremia y por tanto ustedes desean seguir aquí, doy por inaugurado hoy, miércoles 12 de marzo del 2008, la apertura de la promesa de unos ideales que no son otros por los que nuestro grupo lucha!

Les prometo que si votan por mí en esta jornada electoral, llenaré de orgullo a cada uno de ustedes, llevando nuestro recinto a la vanguardia de las demás divisiones.

¡Sean bienvenidos!

»NekroByte corta el listón rojo mientras su sonrisa es captada por una multitud de cámaras.

ANA

Tengo que reconocerlo, me he reido un montón aunque todo sea tristemente cierto…


Deja un comentario