Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Metedura de pata.

La semana pasada, leyendo el blog de Vespertine, me enteré de que organizaba una iniciativa sobre las mayores meteduras de pata que hemos padecido. La propuesta consistía en escribir una entrada contando el peor momento en el que pensaste aquello de “tierra trágame”. Y aquí está el mío. Verdaderamente patético.

Siempre he sentido una gran atracción por la magia y quienes la ejercen pero nunca había tenido la oportunidad de presenciar un espectáculo en vivo. Hasta que, en una exposición de electrónica de Barcelona, una de las marcas presentes en el salón organizó un pequeño show con el mítico Magic Andreu como estrella. Y yo no me lo quise perder. Mi novia y yo esperamos ante el pequeño escenario hasta que el mago apareció con su atuendo completo, varita incluida. Se había formado un pequeño corrillo que, aún siendo reducido, era lo suficientemente importante como para atronar con sus aplausos el espacio de la exposición. Magic Andreu comenzó su actuación con un número de cartas. Le siguieron otro par de ellos del mismo estilo hasta que pidió voluntarios entre el público. Tras no presentarse nadie eligió a tres, uno de ellos yo (¡maldita sea!). Todavía no sé por que salí ni como se me ocurrió lo que hice a continuación, pero el desastre se olía en el ambiente (¿por qué no me daría cuenta?).
-Toma esta baraja -me dijo el mago alcanzándome un taco de cartas gigantes, de un palmo de tamaño-. Ahora quiero que las mezcles bien mezcladas.
Cogí la baraja, la sostuve entre las manos, y pensé: “¿por qué no me luzco?”. No sé hacer muchos trucos con cartas pero sí aprendí hace tiempo a barajarlas al estilo póker, como en una película del Oeste. Las levanté y, apoyándome en una pequeña mesa con la que el mago hacía sus trucos, traté de barajarlas con tan mala suerte (o torpeza) que se cayeron, desparramándose por el suelo. El público empezó a reírse a carcajadas mientras Andreu me miraba con cara de pocos amigos al haberle destrozado su número de magia. ¿Y qué pensaba yo? Que me tragara la tierra. Simplemente. Afortunadamente este suceso no evitó que me subiera a más escenarios. Aunque siempre sabré mis límites a la hora de hacer el ridículo.


Comentarios

7 comentarios

aqua

Ey, Iván! Pasaba a mirar qué tal tu post sobre la convocatoria de Vespertine. Me gustó mucho la fluidez de tu texto. La historia es para quedarse como un tomate, de puro colorado. No sé si habría sido tan valiente, en principio, para subir al escenario, ni para bajar de él después de hacerme “el piola” (como dicen los argentinos).
Nos seguimos leyendo!!
Un beso desde Buenos Aires!!

Lucía

Pobrecillo!!

Por suerte, todo se olvida eh??

Pensaré en mi contribución a esta iniciativa …

isobel

ves eso te pasa por estar en primera fila y no mirar hacia otro lado, besos

Iván

Hacer el piola… Me gusta esa expresión, Aqua. Desde luego aquel día hice bastante el piola. No sé por que subí pero el caso es que después había que bajar. Sin mirar a los demás, claro (o intentándolo).

No se olvida, Lucía. Permanece de por vida. Aunque es una buena enseñanza para situaciones futuras.

Suelo buscar siempre un sitio preferente, Isobel. En todos los actos que me veas estaré en primera fila. O cerca de ella. Aunque eso suponga esperarse más de ocho horas a que empiece un concierto.

Vinagre Asesino

Jo que vergüenza :)

Un saludo avinagrado.

Iván

No lo sabes bien, Vinagre. No se me olvidará en la vida.

Vespertine

Ivan!!!

Estuve ausente por unos días (tres meses en realidad) y al volver (ayer) traté de ponerme al día con todo. He notado con algo de frustración que el feed que me notificaba las actualizaciones de tu sitio había cambiado y ¡¡¡nunca me enteré que habías escrito este artículo!!! Gracias a Dios (y a Technorati) me di cuenta de que estuvo siempre acá. Así que, acto seguido, lo leí, lo marqué en el “Metidas-de-pata-general-site” (http://www.google.com.ar/reader/shared/01194017332434020388) y actualicé tu feed en Google Reader. (¿Seré así de nerd, en verdad?) Hubo una entrada de último momento que también ha sido agregada al sitio general. Antes del fin de semana hago algo un poco más prolijo para agradecerles a todos los que se sumaron.

¡Excelente metida de pata!


Deja un comentario