Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Relatos – Sexo televisivo.

-¿Otra vez anuncios? ¡Pero si hace cinco minutos que acabaron los anteriores!
-Así no hay manera de ver ninguna película.
-¿Sabes qué? Voy a aprovechar para lavar los platos.
-Y por que no…
-¿Tú crees que nos dará tiempo? Bueno, a ti seguro. Te basta con un par de minutos.
-Y con menos. Mira…
-¿¡Ya está arriba!? ¡Está más despierta que tú!
-Y, ahora que se ha levantado, no vamos a dejar que se acueste. ¿O sí?
-Sabes que yo tardo un poco más. Aunque si sigues haciéndome eso…
-¿Esto? Y podría continuar por aquí.
-Mmmmm…
-Y seguir por aquí…
-Empiezas a convencerme.
-Pues con esto voy a terminar de hacerlo.
-Síííí…
-¿Te convenzo?
-¡Sí!
-¿Te he convencido?
-¡Síííííí…!
-Toma. ¡Toma!
-¿Por qué no vamos a la cama?
-Entonces no sabremos cuando empieza otra vez la película.
-No te preocupes, seguro que aún le quedan más de cinco minutos. O… Puede que no tanto.
-Que bloque de anuncios más corto. Así no hay manera de hacer nada.
-Menos mal que no me puse a lavar los platos. Me hubiera perdido el interrogatorio.
-Por lo que parece fue el mayordomo el que acabó con la pareja.
-Pues yo creo que ha sido la televisión…


Comentarios

8 comentarios

Isa

Joer,a esto se le llama estar enganchado a la tele,jeje muy bueno

Isa

Iván

Que levante la mano el que no le haya pasado algo parecido. Estar haciendo el amor y distrerse con lo que echan por la tele… Eso sí: sin dejar nunca lo que uno está haciendo… 😀

Lucía

Si es que hay que aprovechar cualquier momento,jeje.

Ilion

Jajajajjajajjaja, muy bueno.

Iván

Y tanto, Lucía. Y cuando tienes niños ya ni te cuento… :)

Gracias, Ilión.

Capitana

Bueno, así se gana tiempo, hay que ahorrarlo, que hoy en día vamos todos muy apretados, hacer dos cosas a la vez es un buen método, xD.

Berliak

Jajaja, Iván! Me has hecho recordar a mí hace algún tiempo, cuando veía la tele por la noche y aprovechaba los anuncios para fregar los platos. En un par de tandadas la cocina quedaba lista. ;D

Un beso! 😉

neruda

jajajajajaja… esto me ha recordado algún que otro partido de fútbol en el que mi marido siempre se perdía las mejores jugadas…jajajaja, pero chico…. a veces hay que renunciar a algo no? jajaja.
Un beso.


Deja un comentario