Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Cediendo al viento – Haiku número 0712.

Tras tres días sin actualizar me encuentro extraño ante el tablero de WordPress y no sólo por no haberlo tocado durante un tiempo sino por el hecho de no haber podido hacerlo. ¿El motivo? Un viento tan fuerte como contínuo, que acabó arrancando tejas de nuestro tejado, desmontando los cables de teléfono y dejándonos sin electricidad durante casi dos días. Incomunicados y sin luz, casi como en la edad de piedra. Y es entonces cuando echas de menos todas las comodidades que antes se te antojaban nimias y piensas por que no las habías valorado como corresponde. Pero lo más extraño es que, cuando vuelve la electricidad, reconoces que la mayoría de esas comodidades eléctricas son superfluas y que se puede vivir perfectamente sin ellas. Es más: resulta mucho más divertido sobrevivir a la falta de tecnología. Siempre y cuando tengas a alguien con el que sobrellevar la oscuridad.


Etiquetas

Comentarios

5 comentarios

sil

menos mal que ya esta pasando todo lo del temporal tan malo que hemos vivido, aunque no me puedo quejar, hay personas, como vosotros, que habéis sufrido mas las consecuencias..espero que estéis bien!!

La última entrada de sil cuando publicaba el comentario: El libro maldito para Angelina Jolie

Isa

Espero que todo se haya arreglado,madre mia es que estos dias ha sido horrible,la verdad es que a veces no valoramos que podemos estar sin todas estas cosas y lo mas importante estar al lado de los nuestros que muchas veces no lo valoramos y tanta falta nos hace para sobrevivir.

Un beso

Isa

La última entrada de Isa cuando publicaba el comentario: PITINGO

Iván

Y eso que tampoco nos podemos quejar, Sil. Cerca nuestro aun siguen sin luz. Al menos no nos cayó un pino en casa, que he visto unos cuantos así…

No podías estar más acertada, Isa. Sólo acabas dándote cuenta cuando te falta.

Capitana

Joder, espero que estéis bien, es que llevamos unos días por todas partes espantosos, en días así da miedo hasta salir de casa.

A mí eso me ha pasado varias veces, es cierto que parece que te arranquen algo necesario, pero como bien dices la supervivencia es muy divertida, eso sí, cuando viene la luz otra vez sales corriendo a por el ordenador y demás aparatos.

Lo único que no es divertido de que se vaya es el agua caliente y el congelador, qué horror, xD.

La última entrada de Capitana cuando publicaba el comentario: Rayos…

Iván

Por fortuna el agua caliente es a gas, Capitana. Y el congelador… Parece que aguantó. Pero no nos pasó nada ya que no salimos de casa. Y esta no se cayó (extraño). :)


Deja un comentario