Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Refugio de palabras – Haiku número 0809.

Si pinchas en la imagen… Mmmm… No sé que pasa.


Comentarios

4 comentarios

lupe

Una gran verdad, siempre he dicho que quien habla mucho, tiene poco que decir.
Un beso

La última entrada de lupe cuando publicaba el comentario: ELECCIONES ¿EUROPEAS O QUÉ?

unjubilado

Perdona, ¿a qué huele hoy este blog?

La última entrada de unjubilado cuando publicaba el comentario: Home

Capitana

Qué razón tienes, en cambio los sinceros callan y actúan, dejando que los resultados se vean y que los demás juzguen por sí mismos, aunque ni siquiera el reconocimiento externo sea necesario… estar en paz con uno mismo.

Siento mi ausencia, estoy con todos los exámenes encima… el tirón final, a ver si paso un verano más o menos libre.

Un beso.

La última entrada de Capitana cuando publicaba el comentario: Una despedida

Iván

Cierto, Lupe. También hay que decir que con el tiempo uno suele aprender la inutilidad de las mentiras. También depende  de la person, claro…

Huele a plastilina, Jubi. La de mi hijo concretamente… 😀

Has dado en el clavo, Capitana. La lástima es que los sinceros suelen quedar atrapados bajo las mentiras de los más espabilados, sin que su trabajo se vea recompensado por quien ha de valorarlo. Espero que lo saques todo a la primera. Todo mi apoyo desde aquí. Un beso!


Deja un comentario