Me quiere, no me quiere

“Me quiere, no me quiere, me quiere…” —¿Estás deshojando una margarita? —No, yo… — La chica arrojó la flor al suelo sin asegurarse de que se perdiera entre el resto de margaritas; aunque así sucedió—. Estaba… —No te preocupes. Al fin y al cabo, ¿quién no ha deshojado margaritas alguna vez soñando con una persona …

Continuar leyendo