Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Ventajas e inconvenientes de ir a la piscina.

Estando en el mes que estamos ya va siendo hora de tocar el tema veraniego. Mediados de agosto, un calor que a duras penas se aguanta, el sudor corriendo por el cuerpo… Está claro que no es una situación demasiado agradable (imagina si, encima, no tienes vacaciones). Entonces un deseo se abre camino a través de los calores: “ahora mismo me daba un chapuzón”. Y, dejando como última opción la bañera de casa, que elegirías: ¿piscina o playa? A partir de hoy empezaré un ciclo de dos entradas (escatimando intelecto) sobre las ventajas e inconvenientes de ambos lugares de chapuzón. ¿No estáis de acuerdo con ellos? A discutir en los comentarios.

Ventajas de ir a la piscina.
1 – Aunque tragues agua no te entran ganas de devolver.
Pero, por contra, no puedes ahorrarte la sal a la hora de hervir unos espaguetis (ni los calamares si el agua viene con medusa).
2 – Las piruetas a la hora de entrar en el agua son más fáciles. También las posibilidades de partirte el cuello (o dejarte los dientes en el fondo de la piscina).
3 – Hay más excusas para un rozamiento. Sobre todo cuanto la piscina está abarrotada (aunque ten en cuenta que nadie suele bañarse solo).
4 – A las mujeres mayores no les da por hacer top-less. Algo tienen las playas que acaban estimulando la falta de vergüenza (y las pesadillas de los niños más pequeños ante el cuerpo desnudo de las abuelas).
5 – No hace falta una sombrilla para disfrutar de la sombra. Casi todas las piscinas suelen tener su zona arbolada (zona que acaba ocupada cinco minutos después de que abran la piscina).
6 – No se te llena de arena la comida. Y eso es uno de los mayores placeres a la hora de comerse el bocadillo de tortilla (junto a una buena vista con las gafas de sol puestas).
7 – Los chorros de agua. Y es que pueden dar tanto juego (y tanta cara de gilipollas de quien los utiliza)…
8 – Resulta más sencillo comprobar nuestras dotes natatorias. ¿Cuántos campeonatos de largos y anchos se organizarán al cabo del día en una piscina? (¿ y cuántas veces tendrá que intervenir el socorrista?).
9 – Los lavabos son relativamente decentes. Y no te asfixias de calor cuando te toca hacer aguas mayores (aunque puede asfixiarte el que lo haga al lado tuyo).
10 – Suelen estar más cerca de casa. Y esta es una gran ventaja teniendo en cuenta el precio de la gasolina (y lo que cuesta un menú de chiringuito playero).

Inconvenientes de ir a la piscina.
1 – Tienes más posibilidades de encontrar a quien te gusta sin estar preparad@.
Sobre todo suele darse cuando vas a la piscina municipal de tu pueblo o barrio tras dejarte llevar por tus amig@s a rastras (y haberte puesto el primer bañador que encontraste en el armario).
2 – Las avispas. Algo tienen las piscinas que atraen hasta sus aguas a montones de avispas (y a cantidad de avispones).
3 – La profundidad es limitada. Ya puedes decir que te sumerges a más de tres metros que te será imposible demostrarlo (aunque tus amigos podrán comprobar como te ahogas a menos de dos).
4 – Cuando se llena de bañistas la piscina se calienta misteriosamente. Y todo ello sin necesidad de activar ningún calentador (¿lo harán igual en las climatizadas?).
5 – Resultan imposibles los juegos de pareja subacuáticos. Así que mejor no pasar del clásico intercambio de aire (y ojo con tragar según que burbujas).
6 – No puedes elegir chiringuito. Así que toca dejarse robar por lo único que hay en el recinto de la piscina (al menos en la playa puedes elegir estafador).
7 – No permiten bañarse con colchonetas. Así que tendrás que reservar aquella tan grande de Coca-Cola para colocarla de muestra en tu habitación (o guardarla para cuando te echen de casa).
8 – Es imposible nadar cuando se llena de gente. Lo mejor es aprovechar las horas de comida para echar los largos (y disimular la saliva por el olor a tortilla).
9 – Acabas harto de esperar para todo. Y es que las colas son habituales a la hora de entrar, comer o salir de la piscina (por no hablar de la cantidad de ellas que se ven en las duchas).
10 – El cloro acaba destrozando los bañadores. Además de lo rojos que puede dejarte los ojos (y cuanta gente vuelve de la piscina poniendo esta excusa).

Una vez sopesadas las ventajas y los inconvenientes de bañarse en una piscina podremos saber si realmente lo pasaremos bien yendo allí. Aunque al final todo se reduce a la cantidad de amigos que puedas arrastrar contigo. Todo es más divertido haciéndolo en compañía (excepto la masturbación) y los juegos acuáticos no iban a ser una excepción. Sólo hay que tener una consideración: vigila a tu amigo más cachas. Sus aguadillas son demoledoras (y se acabará llevando a todas las chicas).


Comentarios

10 comentarios

neruda

Yo después de sopesar las ventajas y los incovenientes, me decido más por la piscina que por la playa, sobre todo teniendo en cuenta que soy de Jaén y la playa más cercana no está a la vuelta de la esquina. Yo de vacaciones en la montaña, con una buena piscina soy feliz….jajajaja

Ilion

Pues yo prefiero la playa… me conformo la piscina, porque donde vivo, o la piscina, o la charca de la esquina, pero donde esté una bonita playa, preferiblemente del norte…

Saludos.

Iván

Neruda, la piscina suele ser más sencillo. Es una ventaja… Lástima de que te dejen menos libertad. Eso sí. Ahora mismo apetece hasta una hinchable. :)

Las playas del norte son preciosas pero muy profundas. Y eso a mí no me gusta (hoy se verá por que). Debes de haberte bañado por Asturias, Ilión. Que lo sé yo… 😉

kozmica

Jajaja… buen post, sobre todo por los comentarios burlones entre paréntesis.

Una dudita: ¿qué es chiringuito?

Iván

Gracias, Kozmica.
Un chiringuito es la manera de llamar coloquialmente en España a un bar con terraza a pie de playa. O cualquier recinto pequeño que sirva bebidas y que no llega a la categoría de bar.

Ventajas e inconvenientes de ir a la playa. | Aletreando

[…] la entrada de ayer sobre las ventajas e inconvenientes de ir a la piscina tocaba hacer lo mismo con la playa así que, cumpliendo con mis obligaciones (al menos en lo que […]

pilyboop

El incoveniente de la piscina es cuando hay mucha gente y el agua se siente “demasiado tibia” guacalaaa¡¡ 😛

Lucía

Yo soy de piscina de todas todas, eso sí tampoco mucho rato.

Iván

Más que inconveniente es una guarrería, Pilyboop.

Coincidimos al 100 %, Lucía. Partido pro piscina ya!

Riicaa_Pijiitaa

Loo meejoor LaaS piisciinaS priivadaas aunQ seean de comuuniidaad (Laa miiaa estaa en mii chaLeet en benidorm asiqq uso la de mi urbanizcion) tampocoo tee dejann coLchonetaa peroo en mii chaLeet mee metoo con un cafee de coofee & beeans ii mee tumboo en mii siiLlon paraa Laa pisciinaa miientraa quee a Laa tardee mee doy un chapuzoon y poor Laa nochee un cocteL dee freesaa :) mmm Q buuen diiaa xD


Deja un comentario